Sin acritud: Los bufanditas

17 marzo, 2010

Comienzo una nueva sección en el blog: Sin acritud. Aquí me despacharé y repartiré estopa a quien me plazca. Así de fácil y de claro. Hoy le toca a ese grupo al que yo llamo: los bufanditas.

Hay dos tipos de bufanditas, ambos igual de pésimos. El primero es ese tipo de gente que son pseudopijos. Como quieren molar, pues se compran complementos. Los anillos, las cadenas, el cinto, esas cosas no se ven. Entonces se compran una bufandita, que no tiene como fin abrigar, de marca. Pero no se crean que se la ponen cuando van a esquiar o de viaje a Polonia, no. Se la ponen para salir de marcha, en Las Palmas, que tenemos una temperatura media de 20º. Vamos, que es capaz que me veas a mi de botellón, en manga corta, y a esta gente con la bufandita a medio lado. O incluso, puedes verme a mi sudando en una discoteca esquivando codazos porque en medio metro cuadrado hay tres personas, y a ellos con sus bufanditas.

Luego, hay un segundo grupo. Se trata de los pseudoalternativos de la vida. También llamados pijipis. Que van con sus rastas peaceandlove, greñudos de la vida o con sus dilatadores en las orejas. Y luego, junto a los Levis (no nos olvidemos, lo más alternativo de la historia es ponerse unos Levis...), una bufandita. "Para compensar" dicen algunos. Para quedar como el culo, digo yo. Y pasar calor, obviously.

Un saludo delirantes. Por cierto, si tu también odias a esta gente, puedes hacerte fan en facebook.

Pd: Sin acritud.

2 comentarios:

Miquel Moro dijo...

Me gusta la sección, pero te encontré hasta blandito... ¿será el amor?



Saludos

Pirolitico Pensante dijo...

Será, será...

Hace tiempo que no hacía esto, me estoy quitando el óxido. Dame un periodo de adaptación.