Pequeños placeres de la vida: Comer conduciendo.

15 noviembre, 2008

Primera entrada de la nueva sección Pequeños placeres de la vida.


Comer mientras conduces. Sí, te pueden multar. Pero ami me encanta. Me encanta salir del trabajo y comprarme algo para venir a casa comiéndomelo. Cada bocado me sabe a gloria. Además disfrutas de cada uno como si fuera el último, porque no sabes cuando vas a tener que soltar lo que tengas en la mano porque aparece un policía o tienes que cambiar de marcha.

Envía tu pequeño placer de la vida aquí.

1 comentarios:

Cristina dijo...

mmmmm, pera q pienso0..... el QUESO0oOoOoO!!!!! el primer piti del dia, ese q m fumo en la estacion mientras viene el tren, es lo mejor que hay... la hora del desayuno en el curro ahi sentada, los pies encima del escritorio, trankila sin q ningun abuelo t diga nada, con la musica...
etc etc...